Semilla sembrada, semilla recogida

Autor: Hipólito Pérez Castell

RadioHace varios años, cuando existía en Jiguaní un solo Joven Club, estoy hablando de la época de los años 90, la era de las famosas PC XT,  surgió en el local que ocupábamos en aquel entonces, una edificación detrás de la Unión de Jóvenes Comunistas del territorio un Radio Club, si así como usted lo percibe, un Radio Club integrado por 13 Jiguaniceros principiantes;  todos bajos las órdenes del desaparecido CO8TY (Rolando Rosales)  y  unos de los yo lo llamo la voz de oro de la  radio afición Jiguanicera (CO8SR) nuestro querido Silvano Reyes maestro de profesión.

 Por aquellos tiempos corrían los años 1993, 1994, este grupo de intrépidos Jiguaniceros solíamos aprender de manos especializadas, todo lo referente al reglamento, código de ética, manuales, etc dosificadamente lo recibíamos de mano de Silvano Reyes y la parte de electrónica era impartida por un técnico de Joven Club (Ernesto Báez) a la postre CM8WQ, la parte de telegrafía estaba diseñada para que la impartiera las manos de unos de los telegrafistas más preparados que en mi vida he conocido CO8TY, así fuimos navegando en aquel mundo de la radio y  bajo estos principios básicos fundamos el Radio Club del Municipio.

 Soñar con 2 M en aquel tiempo era eso,  un sueño, este era permitido a las categorías de 2da y de 1ra, nosotros los iniciantes teníamos que soñar con otras alternativas, comenzamos por construir equipos  a válvulas en la banda de 160 metros, aquellos equipos en honor a la verdad en principio solo se escuchaban en la localidad, después de mucho bregar aparece un plano de 160 M pero a transistor, cuando se construyó el primer equipo el radio club escuchó en esa banda a Osmarito CO8WH,  desde el municipio de contramaestre, los saltos que dábamos casi tocaban la placa, todo esto fue posible bajo las manos prodigiosas del técnico Ernesto Báez, cuando vimos que funcionaba todos los miembros del radio club comenzamos a buscar piezas y componentes para crear equipos de esta banda, en honor a la verdad surgieron 8 equipos más construyendo así una red local en 160 M, también se incursionó en la banda de 40 M con la creación de 3 ISLANDER, aquella tropa de la época de oro de la radio Jiguanicera nos creíamos una potencia, no por lo que teníamos sino por los elogios que recibíamos desde otras fronteras de Cuba por la potencia con que aquellas válvulas de estas  instalación eléctrica que nos permitía  transmitir o recibir por medio de las ondas hertzianas cualquier clase de señales, signos, escritos, imágenes o sonidos.

 En esta etapa Los Joven Club formaron a dos Radio Aficionados Ernesto Báez  (CM8WQ)  hoy trabajador de la Emisora  Radio  Jiguaní en y polo hoy (CO8HWA), estos colegas fueron prendiendo la mecha en el municipio de forma tal que todas las actividades del Radio Club se desarrollaba en las instalaciones de los Joven Club, la academia municipal era uno de los valuarte nuestros, la existencia de un programa especialmente para formar radioaficionados se impartía de forma sistemática en cada período de instrucción hoy en día  todos los domingos en las etapas programadas el Joven Club Jiguaní II se viste de gala con Jiguaniceros queriendo aprender este mundo  con tecnologías avanzadas, en la actualidad los  instructores Yosbel Wanler Leyvas Pérez (CL8YWL) Y Dalgel Acosta Provance de los Joven Club Jiguaní III y Jiguaní I forma parte de estas filas, para la próxima reunión de la federación en el territorio  se presentarán el especialista principal de Jiguaní III Michel Antonio Fajardo Mera y los instructores Antonio Fernández Batista y Andrés Luís Blanco de Jiguaní II y Jiguaní I Respectivamente. La semilla sembrada  en la época de los años 90 del pasado siglo hoy recoge los frutos en los Joven Club.

Como fruto de esta semilla estos trabajadores  le han creado una página al radio club  en Facebook hoy visitada por miles de internautas

https://www.facebook.com/pages/Federaci%C3%B3n-de-Radio-Aficionados-de-Cuba-FRC-Radio-Club-Jiguan%C3%AD-Granma/153284471411065?ref=ts&fref=ts

Deja un comentario

Your email address will not be published.