Historia

jiguani

Jiguaní. Constituye uno de los treces municipios de la provincia Granma, Cuba desde la última división Político-Administrativa realizada en el año 1976. Se fundó el 25 de enero de 1701 con el nombre de San Pablo de Jiguaní, lo que según historiadores de la región quiere decir Arena de Oro; aunque existen versiones orales que aseguran que su traducción es “Río de Oro”.

Se encuentra situado en la parte norteña de la cordillera montañosa Sierra Maestra con una extensión territorial de 646,2 km2 y una población según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba (año 2008) de 60 892 habitantes.

Limita al norte con el municipio granmense de Cauto Cristo y la provincia Holguín, al sur con la provincia de Santiago de Cuba y el municipio de Guisa; al este con Holguín y Santiago de Cuba y al oeste con Bayamo.

Jiguaní fue una de las primeras villas fundadas después del inicio de la lucha por la Independencia el 10 de octubre de 1868, se funda el 12 de octubre de 1868 por altos funcionarios militares de este municipio.

Además se fundó el 25 de enero de 1701 la villa San Pablo de Jiguaní, como una más de las fundadas por lo españoles en Cuba. Como característica del entorno se localizaba un asentamiento de aborígenes nativos de la isla, que por los hallazgos arqueológicos se corresponden a comunidades subtainas y tainas de cuya lengua proviene el nombre de dicho lugar:

Para la defensa del pueblo los colonialistas construyeron una pequeña fortaleza (El fuerte de Jiguaní) en una destacada elevación en las cercanías del poblado, posición estratégica que dominaba los terrenos bajos con eficacia. Se han encontrado instrumentos primitivos como prueba de la existencia de las comunidades aborígenes en La Rinconada, El Faldón, La loma del Fuerte, Calabazar, Jiguaní Abajo, La Pelúa,Dos Ríos, El Huerto, Las Cabezas y La Yaya. Los morteros, burenes, hachas petaloides y pedazos de vasijas de cerámicas son ejemplos de los descubrimientos, que en el momento del hallazgo se encontraban en perfecto estado de conservación.

Luchas de Liberación

Las luchas de liberación en el territorio comienzan desde el mismo momento en que se otorga a esta comunidad el titulo de Villa de San Pablo de Jiguaní. Miguel Rodríguez fue una de las principales figuras de la época, él cual se enfrentó desde los primeros tiempos a los españoles, que querían posesionares de estas tierras.

Otra figura relevante de la época lo fue Don Pedro Ignacio Jiménez, protector de la raza india en la villa, quien separó este pueblo de la jurisdicción de Bayamo y lo incorporó a la de Santiago de Cuba, al no conseguir que los alcaldes de Bayamo les hicieran justicias a los vecinos de Jiguaní.

Durante la Guerra del 68, iniciada el 10 de octubre de 1868 por Carlos Manuel de Céspedes, los Jiguaniceros tuvieron una participación activa. El Comité Revolucionario del territorio enterado de los sucesos en La Demajagua acuerda el apoyo al movimiento iniciado por Céspedes.

Una de las figuras principales que promovió con su energía el inicio de la Guerra de los Diez Años (1868 –1878), fue Donato Mármol, siempre se manifestó decidido en la lucha por la independencia. Se pronunciaron junto a él, Calixto García, el doctor Félix Figueredo y unos doscientos jiguaniceros más, armados de machetes “collins” y solo 25 carabinas, en la finca Santa Teresa.

A la Asamblea de Guáimaro que solamente contó con la concurrencia de tres departamentos alzados en armas: Oriente, Camagüey y Las Villas, Donato Mármol era el delegado de Jiguaní, pero no asistió, en su lugar envió a José María Izaguierre.

Entre las poblaciones cubanas que primero sufrieron las consecuencias de la reconcentración se encuentra Jiguaní. El 7 de agosto de 1869 se produce el “primer asesinato colectivo” cometido por España, en un lugar conocido por “Los Marañones” donde murieron 17 patriotas esta crimen fue ordenado por El Conde de Valmaseda.

El levantamiento del 24 de febrero de 1895 en el municipio, estaría unido por un mismo hilo conductor, el comandante Florencio Salcedoquien determina que José Reyes Arencibia con un contingente se dirigiera a Jiguaní ejecutando el plan durante las 19:30 horas cuando entraron los patriotas a la plaza Jiguanicera. Reyes Arencibia en arranque de emoción incontenible arengó a sus compañeros para caer sobre Jiguaní al grito de “Viva Cuba Libre” tiroteando la guarnición española del barrio Jamaica de esta localidad, para seguir de inmediato hacia Baire.

1 comentario

  1. Miguel

    Absolutely with you it agree. In it something is also idea good, I support.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>